Actualidad

Un espacio para la lectura

Poco a poco, la sociedad es consciente del incremento de diabéticos en el mundo y como consecuencia de ello, los niños también forman parten de este crecimiento.

Esta enfermedad puede pasar desapercibida, pero se pueden tomar medidas preventivas para evitar que los más pequeños la padezcan sobre todo, a edades muy tempranas.

Esta prevención debe comenzar con la lactancia, evitando la artificial que contiene muchos azúcares innecesarios durante esta fase.

También se debe cuidar que estos tengan una alimentación sana y equilibrada compaginándolo con actividad física.

La dieta de los más pequeños debe de ser rica en fibra y pobre en azúcares. De esta manera se dejan de lado los alimentos que tengan una absorción rápida en azúcares refinados, miel y otros derivados y se debe sustituir por azúcares naturales, los cuales se encuentran en la fruta o en la pasta.

De esta manera, se pretende evitar que esta enfermedad tan molesta y problemática, aparezca antes de tiempo en los niños.

                SÍNTOMAS DE DIABETES INFANTIL

Algunos de los síntomas que pueden darse para reconocer esta enfermedad, son los siguientes:

  •     Orina con más frecuencia.
  •     Hambre excesiva.
  •     Inexplicable pérdida de peso.
  •     Visión borrosa.
  •     Cansancio y debilidad.
  •     Infecciones vaginales.
  •     Irritabilidad causada por el hambre.
  •     Dificultad para comprender.
  •     Mareos y nauseas.
  •     Tardía en responder preguntas.
  •     Sensación de oído tapado.
  •     Vértigo.
  •     Malas notas.
  •     Zumbido en los oídos.

logo