Present

A space for reading

Los refrescos, esos pequeños aliados que consumimos de manera más que habitual en nuestra vida diaria. Tenemos una gran variedad de ellos y en los últimos años, estos han crecido hasta un cincuenta por ciento.

Pero ¿qué llevan realmente estas bebidas? Según la OCU se considera refrescos a la bebida que contiene un 0,5 por ciento de alcohol y agua apta para el consumo. Pero no sólo llevan estos ingredientes, sino que también se les añade azúcares, zumos, derivados de la fruta, vitaminas, minerales, entre otros.

Ante la aparición de una nueva gama de productos, llega la diferencia entre ellas y la promesa que estos muestran pero al final lo que más importa es, cuánta azúcar lleva, qué cantidad de zumo o cafeína contiene.

Ejemplo de ello es el caso de las colas. Curioso es el caso de que cuanta menos cafeína haya en el producto, mayor será el nivel de azúcar de este. Por otro lado, los productos light suelen destacar por su alto contenido en edulcorante.

Con respecto al porcentaje de zumo que contenga, hay muchas derivaciones de ello ya que pueden estar en forma de concentrado, a base de puré, disgregados, en otras.

Limón & Nada por ejemplo, es el refresco que más azúcar contiene, a pesar de poseer un 13,5 por ciento de zumo.

Para finalizar, no podemos olvidar las famosas bebidas isotónicas con sus llamativos colores, las cuales son muy recomendadas para recuperar al realizar esfuerzo físico. Ejemplo de ello es el nuevo Aquarius Libre, el cual no contiene ni azúcar ni gas.

Como podemos observar, los refrescos están bien para tomarlos de forma ocasional pero están muy lejos de alimentar y poseer las mismas vitaminas que puede tener la fruta de verdad. Es por ello, que los médicos recomiendan que la mejor manera de hidratarse es consumiendo agua a secas.

logo