Present

A space for reading

En tiempos de crisis como los que nos rodean, cualquier ayuda para ahorrar es bien recibida.

Así pues, aquí os dejamos los diez mandamientos para poder ahorrar en la compra y que ir no se convierta en una amarga sorpresa a la hora de llegar a la caja.

14 1.   Hacer una lista de la compra

Parece lógico pero, en numerosas ocasiones o no se saca o cuesta seguir el ritmo.

Tener claro qué se necesita y qué no, es básico para poder notar ese ahorro en nuestro bolsillo.

 2.   No ir a la compra sin haber comido previamente

Ya que nos dejaremos llevar por nuestro impulso y apetito que tengamos en ese momento, lo cual se hace notar en el presupuesto final.

 3.   Comprar productos de temporada

¿Por qué? Porque al ser de temporada estos serán más baratos, ya que si precisamos de productos que no sean de esa época, lógicamente, al tener en cuenta los gastos del envío de los mismos al supermercado, serán más caros.

 4.   No dejarse llevar por las ofertas

A muchos nos ha pasado que hemos visto un producto en oferta y a pesar que no teníamos en mente adquirirlo, nos dejamos llevar por los suculentos precios que nos ciegan de lo que realmente necesitamos o hemos ido a comprar.

 5.   Practicar la cocina de “restos´´

Parece mentira pero no. Con lo que no sabemos qué hacer en la nevera se puede llegar a preparar suculentos manjares. Ejemplo de ello son las croquetas o un buen caldo.

 6.   Afianzar la relación con el proveedor

Si realizamos la compra en pequeños espacios como pueden ser fruterías, carnicerías y demás, nos darán un mejor producto y se podrá pedir información sobre la mejor calidad / precio.

 7.   Comer menos productos de origen animal

Las legumbres, cereales o la verdura son más económicos que la carne o el pescado. Es por ello que, realizando una buena combinación, podemos notar un ahorro importante en nuestro bolsillo.

 8.   Ahorrar energía

Realizar comidas muy elaboradas también nos puede ayudar a cocinar de más, para que en días en los que uno no tiene mucho tiempo, pueda disfrutar de una buena alimentación a través de un esfuerzo realizado anteriormente.

 9.   Dejar atrás productos semi-elaborados y estar más en la cocina

El título lo dice todo.

10.    Compra de proximidad

Observar mercados o tiendas pequeñas que se encuentren cerca de las grandes superficies nos van a ayudar a tener una visión más realista sobre la calidad / precio que se nos está ofreciendo y, así mismo, poder comprar lo que necesitamos al mejor postor.

logo